Formación pública VS Formación bonificada

Muchas personas confunden ambos términos. Cursos gratuitos subvencionados, cursos gratuitos para trabajadores, cursos bonificados, etc. A continuación os ofrecemos las claves para entender las diferencias entre formación bonificada y formación subvencionada.

¿QUÉ ES LA FORMACIÓN PÚBLICA?

Cuando hablamos de formación pública o subvencionada nos referimos a la formación impartida por Centros de formación privados que están habilitados, homologados y cualificados para ello.

Es formación subvencionada por las instituciones públicas, por lo que es totalmente gratuita. El acceso es libre siempre y cuando cumplamos con los requisitos que nos marca la Institución que lo subvenciona.

¿QUÉ ES LA FORMACIÓN BONIFICADA?

La formación bonificada es la que se realiza a través de las empresas.

Las empresas u organizaciones tienen capacidad para decidir el tipo de formación que quieren dar a sus trabajadores y se establece un crédito de formación que cada empresa puede utilizar anualmente. La cuantía del crédito en cuestión es calculada según la plantilla y la cantidad pagada de la cuota de formación profesional del año anterior a la solicitud.

Por ello, cualquier empresa que cotice por sus trabajadores a la Seguridad Social por este concepto, tiene la opción de obtener una cuota anual para realizar cursos para sus empleados. La empresa pagará la formación y posteriormente recuperará esta cantidad a través de la bonificación de los seguros sociales pagados en este concepto.

DIFERENCIAS ENTRE LA FORMACIÓN PÚBLICA Y LA FORMACIÓN BONIFICADA

  • Una de las diferencias entre formación bonificada y formación subvencionada es que en la formación subvencionada la financiación es pública, por lo que los cursos son 100% gratuitos. Sin embargo, en la formación bonificada, la empresa bonificará el importe de la formación en los seguros sociales posteriores.
  • La formación pública se promueve desde las instituciones públicas o desde los centros de formación a los que se les ha concedido la impartición de la misma. Sin embargo, en la formación bonificada es la propia empresa la que decide llevar a cabo la formación.
  • A la formación pública pueden acceder trabajadores, autónomos y desempleados y los requisitos de acceso normalmente son impuestos por las instituciones públicas que financian la formación. En la formación bonificada, solo pueden acceder los trabajadores, ya que es una formación que depende de la empresa.
  • En la formación pública no es necesario informar a la empresa de su realización, se pueden llevar a cabo libremente sin conexión con la organización en la que uno desempeñe su cargo. La formación bonificada se realiza estrictamente dentro del ámbito y del entorno de la empresa, por lo que es siempre conocedora de que se está llevando a cabo la formación y quienes son los empleados que participan en ella.
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Deja un comentario

Cerrar menú