APROBACIÓN DEL ESTATUTO DEL BECARIO

Estatuto y derechos del becario
Aprobación del Estatuto del Becario
Estatuto y derechos del becario

El Ministerio de Trabajo y los sindicatos CCOO y UGT acordaron la aprobación del Estatuto del Becario. El objetivo de este pacto es regular las prácticas extracurriculares de los estudiantes, evitando así fraudes.

CLAVES DEL NUEVO ESTATUTO DEL BECARIO

Para atajar los abusos de las y los estudiantes en prácticas se han establecido una serie de límites dependiendo siempre del tipo de prácticas y grado universitario. La aprobación del Estatuto del Becario todavía se encuentra en duda por la oposición de algunas empresas.

Horas de prácticas: Las prácticas curriculares – es decir, aquellas desarrolladas durante los estudios – no pueden superar el 25% de las horas en que se concreten los créditos ECTS de la titulación. Por tanto, si un grado universitario de cuatro años consta de 240 créditos, las prácticas no podrán superar los 60 de los mismos, lo que se traduce en 1.500 horas que, repartidas en 8 horas diarias, equivalen a unas prácticas de 188 días.

En el caso de las prácticas extracurriculares deberán limitarse al 15% de las horas en que se concreten los créditos de la titulación o un máximo de 480 horas, por tanto, si la jornada es de 8 horas – lo cual no suele ser habitual en la jornada establecida para un becario – serían un total de 60 días de prácticas.

Estas últimas son las que más discordia han generado. En el Programa Agentes del Cambio estas prácticas contabilizan como experiencia laboral – siempre y cuando éstas sean iguales o superiores a 6 meses – ofreciendo una formación que facilita el acceso al mercado laboral en el ámbito digital. Un Agente Digital es una nueva figura profesional que será la encargada de la digitalización de las empresas. Puedes obtener más información aquí.

¿Qué son las prácticas extracurriculares?

Este tipo de prácticas son las que más fraude generan, ya que algunas empresas las emplean para sustituir mano de obra – sobre todo en periodos vacacionales – aprovechando las ganas de aprender e ingresar en el mercado laboral por parte de los estudiantes.

Las prácticas extracurriculares se definen de la siguiente forma. Son aquella que, teniendo los mismos fines que las curriculares, no forman parte del Plan de estudios, pero guardan una relación directa con los estudios cursados. Por tanto, no se trata de unas prácticas obligatorias para la obtención del título, pero sí resultan útiles para aplicar y complementar los conocimientos adquiridos en la formación.

Obligaciones de las empresas para con el becario

Las prácticas, a priori, no son una relación laboral, sin embargo, sí que se entenderá como relación laboral cuando la actividad desarrollada sustituya las funciones de un trabajador por cuenta ajena o cuando no exista vinculación directa entre la actividad desarrollada y los estudios cursados.

Los becarios no pueden suponer más del 20% de la plantilla total. Para estos becarios el estatuto no obliga a las empresas a asignar un salario, ello no les exime de abonar los gastos que incurran los becarios.

La actividad no puede desarrollarse en horario nocturno a no ser que por la naturaleza de la misma este horario sea imprescindible. Tampoco podrán trabajar a turnos.

Derechos de los becarios

Este nuevo estatuto dicta, además de los deberes y obligaciones de las empresas, los derechos de los becarios.

Pueden ausentarse por asistencia sanitaria o interrumpir temporalmente las prácticas por enfermedad o accidente.

Tienen derecho a acceder y disfrutar de todos los servicios con los que cuenten las personas trabajadoras en el centro de trabajo. Por ejemplo, restauración, zona de descanso, aparcamiento, etc.

Desde el 1 de octubre de 2023, todos los becarios tendrán derecho a cotizar.

Se podrá compatibilizar la prestación por desempleo y las prácticas. Esta medida se centra en aquellas personas que ya hayan trabajado, pero decidan reorientar su futuro laboral, de modo que puedan disfrutar de su prestación mientras realizan las prácticas necesarias para la obtención de su título.

Seguimiento de la norma

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social incluirá en su planificación anual la vigilancia del seguimiento de la norma. Además, se prevé la puesta en marcha de una comisión de seguimiento que se reunirá dos veces al año para estudiar el desarrollo de la normativa.

El incumplimiento establece un régimen sancionador en forma de multas monetarias

  • Infracción mínima: 7.501 a 30.000 euros.
  • Media: 30.001 a 120.005 euros.
  • Sanción máxima: 120.006 a 225.018 euros.

Los becarios cuyas condiciones fueran acordadas antes de la aprobación del Estatuto del Becario continuarán rigiéndose por la regulación bajo la cual se suscribieron hasta el 31 de diciembre de 2023.

En GRUPO atu trabajamos día a día para mejorar las condiciones laborales de nuestros alumnos, aumentando su formación. Si quieres saber más puedes pinchar aquí.

Contáctanos

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Email

Deja una respuesta