CRIPTOREGULACIÓN

Ya lo anunciábamos hace semanas, las criptomonedas son ya una realidad cada vez más notable y presente.

 No solo los distintos tipos existentes, si no la cantidad de mercado activo que generan hacen que las alarmas de los principales bancos mundiales salten.

Es urgente su regulación y la creación de un marco legal para la ocasión.

Los más de 1.3 billones de estos activos urgen y empujan a su regulación. 

Y es que actualmente estas monedas no están amparadas ni garantizadas por ninguna entidad bancaria central o autoridad, lo cual puede suponer un grave problema si el ritmo de crecimiento continua en la misma línea que hasta ahora.

Es por todo ello por lo que la Unión Europea desde Bruselas ha publicado el borrador del primer reglamento.

En este, se concreta cuáles son los criptoactivos a regular, y se fijan normas de transparencia y solvencia a proveedores.

El plan existente pasa porque la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA) se encargue de controlar la emisión de activos y que la Autoridad Bancaria Europea (EBA) se haga cargo del dinero electrónico.

Si la autoridad competente Europea ya está solucionando y participando en esta regulación, el Banco de España no se puede quedar atrás, por lo que está en plena adaptación a los tiempos para poder cubrir este vacío existente en criptoactivos y brindar a sus poseedores la mayor de las seguridades financieras en todas y cada una de sus operaciones.

La adaptación a nuevos tiempos es real y constante, en cada uno de los ámbitos que nos rodea, y la economía y sus nuevas formas no podían ser menos.

Estos días hemos vivido la caída repentina de la criptomoneda Luna, evaporando así los ahorros de miles de inversores. La criptomoneda pierde el 99% de su valor en tres días, todo ello ha suscitado el miedo y la angustia de los inversores.

Empresas como Tesla, la japonesa Nexon se han visto afectadas por este criptocrash; lo mismo ha sufrido El Salvador que ha sido la primera nación en aceptar una criptomoneda como moneda de curso legal.


El criptocrash vivido el 12 de mayo ha puesto de manifiesto una vez más la necesidad de desarrollar la criptorregulación de estas monedas

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Deja una respuesta